Comparte:

Las cosas son como acaban. Una mala finalización arruina un momento agradable, una relación que funcionó durante tiempo o un buen producto. Por eso los acabados de las cosas son tan importantes. Ese cuidado de los detalles finales, ese mimo crepuscular de las últimas acciones que ejercemos sobre algo, marca la diferencia entre lo malo y lo bueno, entre lo bueno y lo inmejorable.

Todos los muebles de LUFE, fabricados con madera maciza de pino procedente de bosques locales y sostenibles, presentaban hasta ahora dos acabados: el acabado de siempre en madera pulida, y el acabado en blanco nórdico, un barniz al agua totalmente ecológico que incorporamos a los muebles más solicitados por nuestros clientes y que poco a poco lo haremos en muchos otros artículos. Pero queríamos ofrecerte un nuevo acabado. Uno que estuviera a la altura de los otros dos. Uno que mejorara nuestros productos y les aportara un valor añadido. Uno que culminara perfectamente su proceso de producción.

Te presentamos el nuevo acabado de nuestros muebles, el Barnizado natural, que presenta un montón de ventajas. Es supermate. Es suave al tacto. Es ecológico, puesto que es un barnizado al agua. Es resistente al agua, a los rayos solares, a la humedad y a la suciedad, lo que aumenta la durabilidad del mueble. Y resalta la belleza de la madera. La hace más hermosa. Más luminosa. Más vital.

De momento lo puedes encontrar en los siguiente productos: litera de 1,9m y 2m, cama individual de 1,9m, cama sofá de 1,9m, cama nido de 1,9m y 2m, cajones de 1,9m y de 2m y en las camas compactas.

El barnizado natural es una estupenda madera de culminar nuestra labor con la madera. Es un buen final para un buen producto. Ojalá que te guste. Así todos estaremos felices.