Comparte:

Ya sabéis que en LUFE nos encanta daros muchas y muy variadas ideas para rediseñar y vestir vuestros hogares y casas de verano. Hoy os vamos a enseñar cómo la mezcla de muebles vascos con decoración valenciana en una casa mediterránea de aires ibicencos con acabados rústicos, puede acabar convirtiéndose en un creativo y funcional ático, ¡ideal para #decolovers!

Al comprar una casa de nueva construcción suele ocurrir que viene con lo puesto. Y para los amantes de la arquitectura interior y la decoración, ese atuendo suele saber a poco. Es lo que le ocurrió a Marisa (@maiglesa), la dueña de este magnífico ático que hoy nos abre las puertas de su terraza para contarnos cómo fue la transformación de lo que hoy es su pequeño paraíso.

El ático está situado en un pueblo cerca de la ciudad de Valencia, por lo que cuenta con muchísimas luz natural que había que aprovechar en todas las estancias de la casa. Así que se puso a tirar muros aquí y allá, dejando una casa diáfana, sin puertas ni separaciones, donde casi todos los espacios se abren directos a la terraza exterior de 45 metros cuadrados.

Los elementos arquitectónicos de la casa estuvieron muy influenciados por los veranos de su infancia, a caballo entre la casa del pueblo y la de Ibiza. En la vivienda se mezclan materiales y elementos decorativos de estilo ibicenco y estilo rústico. Las paredes son de monocapa con muebles de obra en tono blanco isleño, en contraste con la madera rústica de los muebles y las baldosas de barro tan típicas en zonas de levante de monte y mar.

Este verano ha terminado de vestir y amueblar la terraza del ático consiguiendo un espacio multifuncional donde poder pasar casi todo el día en el exterior de la casa. El espacio de 45 metros cuadrados cuenta con una zona de comedor, una zona chillout y un huerto urbano lleno de plantas aromáticas para condimentar. Tres espacios adaptados y pensados para disfrutar al máximo en buena compañía.

En la zona de comedor nuestro conjunto de mesa con banco ARINA diseñados en exclusiva por Silvia Ceñal Design Studio para Muebles LUFE y, nuestras sillas BURU, pintados en el mismo tono blanco roto que las paredes, manteniendo así el estilo isleño del resto de la casa. Un color ideal que protege perfectamente a la madera de los rayos ultravioleta del sol mediterráneo y de la humedad.

decorar-mi-terraza

En la zona chillout dos de nuestros modulares OREKA sin respaldo con dos pufs que se pueden utilizar como chaise longue si se juntan, o usarse por separado para recibir visitas o reunirse en familia. Ambos están decorados con textiles en tonos clásicos mezclados con otros en color azul cielo o mostaza, todos diseño de la firma alicantina Sokios, consiguiendo un conjunto rústico-mediterráneo junto a nuestros muebles vascos.

La combinación de los textiles de Sokios de las colecciones BOHO y BOTÁNICA, recuerdan a la luz del sol, el olor a monte y el azul eterno del verano, un espacio donde se respira verano por todos los costados.

Para cualquier amante de la cocina tener un huerto urbano se ha convertido en un imprescindible y, una terraza de 45 metros cuadrados puede dar mucho de sí para crear zonas donde plantas aromáticas completan platos y postres que ofrecen a cualquier comensal una auténtica experiencia gastronómica. En esta terraza se ha aprovechado la pared más resguardada para colocar en una estantería todo tipo de plantas y hierbas para condimentar platos y cocinar ricas recetas. Completan la botánica, grandes plantas en macetas de barro cocido situadas estratégicamente en las esquinas exteriores de la terraza, lo que le aporta al espacio mayor intimidad y mucha naturalidad.

Y toda esta combinación de muebles LUFE de madera maciza, paredes en blanco ibicenco, baldosas rústicas de barro, plantas grandes y pequeñas, y los decorativos textiles de Sokios, hacen de este encantador ático un lugar cuanto menos, para pasar un verano maravilloso. Nos encanta que los muebles salgan bien.