Comparte:

En Muebles LUFE dedicamos gran parte de nuestras horas a pensar y a reflexionar. Somos conscientes de que las ideas que precisamos para lograr los muebles más atractivos y funcionales fluyen a nuestro alrededor, y que nuestro cometido es estar atentos y atraparlas al vuelo. Es ley de vida: las personas nos vemos cada día expuestas a cambios imprevistos en nuestra forma de vivir, y al mismo tiempo las diferentes etapas a las que nos enfrentamos en cada ocasión requieren que nos adaptemos a nuevas situaciones.

Para adaptación drástica, la que realizó esta amiga del blog Montessori en Casa con una de nuestras literas.

Lejos de escandalizarnos por la contundente modificación, en Muebles LUFE nos congratulamos de haber detectado una necesidad dentro del campo del mobiliario infantil. Nos pusimos manos a la obra y dedicamos nuestros esfuerzos a diseñar una cama a ras de suelo que poseyera cualidades de seguridad, ahorro de espacio y funcionalidad. Enseguida tomamos la decisión: fabricaríamos camas apilables.

La perfecta cama Montessori

Al poco tiempo era posible encontrar en Muebles LUFE la cama para niños que nuestra amiga buscaba para desarrollar la educación de sus hijos en el marco de la filosofía Montessori. Básicamente, este estilo educativo se basa en permitir al niño interactuar con el entorno, de modo que vaya ejercitando su capacidad de descubrimiento por sí mismo. Esto contribuye no solo al aprendizaje sino a la autoestima. La responsabilidad de los padres y educadores, en esta primera instancia, estriba en adecuar ese entorno de la forma más estimulante y segura posible. Es un trabajo que implica hacerse preguntas antes de tomar la decisión definitiva de elegir la decoración infantil del ambiente del niño.

¿Cama o cuna? Esta es precisamente una de las preguntas que todos los padres se realizan en determinado momento. En este cambio de la cuna a la cama se aconseja camas bajas o incluso a ras del suelo.

En el caso concreto de la filosofía Montessori, el objetivo de la cama a nivel del suelo es que el niño sea autónomo a la hora de subir o bajar de la cama en función de si tiene o no sueño. La principal –y evidente- diferencia con la cuna reside en la ausencia de barrotes, los cuales dotan a esta de un aspecto de encierro, incompatible con los valores de libertad y autonomía con los que se intenta educar al niño.

Por fin, una solución práctica

Con nuestra estructura de cama apilable se cumplen estos requisitos. La cama Montessori para colchón de 90×190 ó 200 cm es el recurso ideal para padres que desean que sus hijos sean educados en la filosofía Montessori. Hemos percibido, además, lo difícil que resulta encontrar camas de estas características en el mercado a pesar de la demanda creciente. Por eso la LUFE Cama apilable, una auténtica cama ecológica Montessori, confeccionada con un material cálido como es la madera maciza, ha llegado para cubrir una verdadera necesidad. Ahora, guarderías, jardines de infancia, escuelas etc., ya disponen de nuestra cama ad hoc para sus propósitos educativos.

acabados de la cama a ras de suelo

Si aún no conoces la filosofía Montessori, te invitamos a hacer como nosotros e investigar un poco sobre ella. Porque una habitación, un dormitorio Montessori en casa, es posible. De paso, también te animamos a que eches un vistazo a la Cama apilable LUFE.

Estamos seguros de que te encantará su diseño, y que apreciarás otras virtudes no menos importantes: tiene un muy buen precio, puesto que la puedes conseguir desde sólo 69,99€, y con la posibilidad de elegirla en el acabado que más te guste: madera maciza, barnizado natural o blanco nórdico. Por si eso fuera poco tienes la opción de comprarla completa, es decir, con el colchón incluido, por 139,99€.

acabados para la cama apilable

Quizá descubras una nueva forma de ahorrar espacio de forma atractiva, cómoda, simple y sostenible. Ya sabes que en Muebles LUFE nos enorgullecemos de poseer el Certificado PEFC, el cual avala nuestro compromiso con el medio ambiente. Si finalmente apuestas por nuestra cama Montessori, tus hijos descansarán en una estructura de madera maciza ecológica.

¡Quiero una cama Montessori!