¡Por fin ha llegado una de las novedades que estabais esperando! Presentamos la nueva SERIE 105 y lo hacemos con “LUFE, he agrandado a los niños”. Historias de padres y madres que cuentan cómo sus hijos se han hecho mayores, no solo porque hayan dado el último estirón, sino porque ahora tienen sus propias inquietudes y sus propios sueños.

Para todos ellos y para muchos más, hemos creado la nueva SERIE 105, camas y complementos de 105 cms que son el paso lógico a la tradicional cama individual de 90. Dentro historias:

Amaia, madre de Kemen y Jua.

Amaia profesora y empresaria, se embarcó joven en la maravillosa aventura de ser madre. Pero el tiempo ha pasado rápido y sin darse cuenta sus dos hijos ya han cumplido 7 y 9 años. Una edad en la que no parecen necesitar tanta atención de sus padres y piden más autonomía en casa y en su tiempo libre. Sobre todo Kemen, el mayor de sus dos hijos. Kemen se ha hecho mayor y lo tiene muy claro, quiere seguir los pasos de su padre y ser cocinero, aunque como casi todos los niños de su edad también le gustaría ser futbolista. Hace un tiempo que siente que su dormitorio se no se corresponde con su edad y Amaia consciente de ello, ha optado por dar el paso y comprar una cama TESTA de 105 para sustituir la antigua litera de su dormitorio. Ahora Kemen tiene una habitación de mayor y se va a dormir feliz todas las noches a una “cama grande”, como él.

Imanol, padre de Ariane.

Imanol, fotógrafo de surf, es uno de esos padres a los que se le iluminan los ojos al hablar de su hija de 9 años. Ariane ya no es una niña, también lo tiene claro y además de artista, quiere montar un hotel de mascotas porque le encantan los animales. Ariane pasa horas dibujando en su habitación, y fue ella la que pidió a su padre una cama que no fuera “de niña”. Imanol, reacio a que Ariane crezca pero consciente del cambio, le ha regalado a su hija una de nuestras bancadas de 105 cm. Ahora Ariane está encantada de poder dormir a sus anchas acompañada de su gato en “su cama de mayores”.

Ainara, madre de Eki.

Eki tiene 10 años y Ainara, diseñadora de gafas, es consciente de que ya no es tan niño. Sabe que ahora Eki es mucho más independiente y necesita más espacio. Ainara admira como su hijo se ha hecho mayor y está orgullosa porque Eki se ha convertido en un “gran niño”. Por todo ello, y como recompensa, le ha comprado una de nuestras camas de 105 cm, donde ahora Eki tiene su propio espacio.

Seguro que muchos y muchas de vosotros os sentís identificados con ellos y también queréis una cama más grande para vuestros “no tan niños”.

En Muebles LUFE nos gusta cumplir deseos. Por eso, para todos los padres y madres que nos lo habéis pedido, hemos sacado una oferta de lanzamiento en nueve modelos de la nueva serie 105. Disponibles en nuestros tres acabados.

Así que aprovechad para hacer felices a vuestros hijos porque el descuento estará disponible para las primeras 100 unidades de compra.

Dinos tu opinión

Los comentarios están cerrados