Comparte:

Cambiar de perspectiva de vez en cuando es muy recomendable. En Muebles LUFE acostumbramos a salir de la fábrica, subir unos metros la ladera del monte y, acompañados del aire fresco del bosque, mirarla desde fuera. De ese modo aprovechamos para reflexionar acerca de nuestro trabajo, imaginando cómo inciden nuestros proyectos y nuestra filosofía no ya en nosotros, sino en el resto de la gente. Con esta sencilla maniobra reciclamos la mente y volvemos al trabajo, ya sea a seguir elaborando muebles con madera maciza ecológica, con certificado PEFC, o a enfrascarnos en el diseño de nuevos productos.

Por eso es una maravilla cuando la perspectiva la ponen los demás. Y no unos demás cualquiera, sino nuestros clientes, nuestros amigos, las personas que confían en nuestros productos para hacer más agradable su vida. Personas que no solo se dedican a comprar en Muebles LUFE, sino que se encargan de dar a conocer a sus amigos nuestros productos. En ese derroche de generosidad es donde muchas veces descubrimos, encandilados, grandes dosis de talento y creatividad en cuestiones de decoración. Nosotros también queremos compartir e inspirarte, y por eso hoy te presentamos el siguiente artículo que nos envía nuestra querida amiga Cristina Acedo hablándote sobre nuestras camas apilables infantiles. Que lo disfrutes.

El momento de cambiar la cuna por una cama

Aunque nos resistamos, nuestros bebés crecen, se hacen mayores y uno de sus mayores logros es ir consiguiendo más autonomía e independencia con el paso de los días. ¿Creéis que ha llegado el momento de cambiar la cuna por una cama? Pues os voy a contar mi experiencia con las camas apilables Montessori de Muebles LUFE.

Camas apilables para niños de madera ecológica

En nuestra casa, en Barcelona, nos decidimos en su día por las camas apilables grandes, de 190×90 cm, y estamos tan contentos con la calidad y lo prácticas que resultan para los niños, que para su habitación en nuestro nidito de la montaña, nos hemos decantado por las mismas camas apilables pero esta vez en su versión infantil, de 120×60, por una cuestión de espacio.

Cama apilable estilo Montessori para niños

La estructura, el montaje y la calidad es exactamente la misma, así que estamos encantados. Las montamos con los peques porque siempre les hace ilusión ser partícipes y en menos de media hora, ¡listo!

Ejemplo de montaje camas apilables infantiles

Son camas bajitas, así que favorecen la autonomía de los niños, de materiales naturales y ecológicos, que casan perfectamente con los valores que les queremos inculcar a nuestros peques y el entorno natural que nos rodea en la Cerdanya, y lo que más nos gusta…: ¡son perfectas para decorarlas y personalizarlas de mil maneras súper divertidas!

Esta vez, con unos coloridos vinilos de topitos, un poco de pintura a la tiza y una rama que cogimos en uno de nuestros paseos por el río, mirad qué rinconcito más divertido hemos creado:

LUFE Cama apilable infantil finalizada, decorada y personalizada

Para la cama de Valentina tenemos otra idea chulísima en mente, pero aún se está cociendo… No os perdáis las próximas publicaciones para descubrirlo.

CRISTINA ACEDO

¡YO TAMBIÉN QUIERO CAMAS APILABLES INFANTILES!